• Lun. Jun 27th, 2022

Por: Rafael Salas Vázquez

El reciclaje de materiales en desuso es necesario para aminorar la degradación ambiental que día a día demerita la calidad de vida de los humanos y de las demás especies con las que cohabitamos en este planeta. Es impostergable rectificar el camino en la búsqueda de soluciones integrales a lo que popularmente se mal llama “basura”. Y digo que se enuncia de manera incorrecta, pues la basura es definida por el Diccionario de la Lengua Española como los “residuos desechados y otros desperdicios. Cosa repugnante o despreciable”. Al tratar y ver a la basura con la repulsión a la que culturalmente estamos familiarizados, perdemos de vista el gran potencial de lo que en realidad se puede hacer con ella. El mismo diccionario indica que un residuo es “parte o porción que queda de un todo. Aquello que resulta de la descomposición o destrucción de algo.

Pero ¿en realidad los residuos son inservibles? Ya hemos abordado la viabilidad de construir casas ecológicas con botellas de PET o de vidrio, también se ahondó en los beneficios que ello conlleva, pero ese es sólo un ejemplo de lo mucho que podemos hacer con los materiales en desuso. ¿Sabías que al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 Arboles? 22 millones de toneladas de papel se tiran en nuestro país cada año, si se reciclaran salvaríamos 374 millones de árboles, lo que representa el 33% de la energía utilizada; también ahorraríamos 28 mil millones de litros de agua.

Según la empresa Todo de Cartón (www.tododecarton.com.mx), en México se producen más de 10 millones de m3 de residuos mensualmente, depositados en más de 50 mil tiraderos de basura legales y clandestinos, que afectan el entorno, pues los recursos naturales son utilizados desproporcionalmente, como materias primas que luego desechamos y tiramos convirtiéndolos en focos de infección, creyendo erróneamente que se trata de cosas sin ningún valor o utilidad.

El consumo de productos no es una actividad exclusiva del mundo moderno capitalista; consumir es una acción inherente al ser humano. Sin embargo, tras la Revolución Industrial del siglo XIX, y con el incremento poblacional desmedido, el consumo de una gran diversidad de productos ha llegado a mermar múltiples recursos y a contaminar otros. El consumo responsable está orientado a la demanda que ejercemos como individuos para eventualmente llegar a modificar la oferta. Es decir, mientras los consumidores exijamos productos sustentables y no contaminantes en su producción, eventualmente lograremos que los productores y empresas empiecen a ser sustentables y no contaminantes en la oferta de sus productos.

Consumir responsablemente significa que cada individuo se vea a sí mismo insertado en una esfera simbiótica entre sus vecinos, paisanos, la población mundial y la Tierra, donde cada acción individual repercute en su entorno y en su medio ambiente. Es menos costoso, más lógico y obvio cuidar nuestros recursos para poder seguirlos disfrutando.
La relación entre consumo y reciclaje es inversamente proporcional. Ahora que México ha sido nombrado sede de la Cumbre Mundial contra el Cambio Climático, ya no hay pretexto institucional para no implementar las reformas legales conducentes para revertir el daño que hemos hecho, tampoco hay pretexto para que todos los sectores de la sociedad comencemos a mostrar interés por el tema y que ese interés se vea reflejado en nuestros hábitos de consumo y reciclaje. De no hacerlo, otra vez México va a quedar como “candil de la calle y oscuridad en casa”, pues no es concebible un Estado (sociedad y gobierno), que sea sede de tan importante evento y que no demuestre ni la menor intención de cambiar. Ya no perdamos el tiempo, actuemos.

Rafael Salas

Director General de Dividendee. Experto en Sustentabilidad, Finanzas y Blockchain. Considerado Promesa de México por la Revista CNN Expansión y Agente de Cambio de Ashoka. Integrante del Club Líderes del Futuro de la Revista Líderes Mexicanos quien también lo nombró uno de los 300 más influyentes de México.

Un comentario en «¿En realidad los residuos son inservibles?»
  1. me da mucho gusto que haya gente que piense de esta manera lo felicito Rafael nunca pense que hubiese mexicanos con esa filosofia ojala que dirigentes politicos pudieran dirigir su atencion a este problema que tiene no una sino cientos de soluciones

Los comentarios están cerrados.