• Lun. Jun 27th, 2022

la jornada oriente

 

Roberto construye casas con ladribotellas

Publicado por Víctor Hugo Varela Loyola en 30 octubre, 2013 en Edición impresa, Educación |

Roberto Fuentes asegura que se necesitan ideas locas y gente descabellada para que surja un excelente proyecto que beneficie a la sociedad Roberto Fuentes asegura que se necesitan ideas locas y gente descabellada para que surja un excelente proyecto que beneficie a la sociedad

Con la finalidad de ofrecer una alternativa de solución a las problemáticas de rezago habitacional y la contaminación generada por envases de PET, Roberto Fuentes Suárez, secretario de la Fundación Liderazgo Joven, desarrolla el proyecto Construcción Sustentable en la entidad.

 Es alumno de la Ingeniería en Finanzas de la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTlax) y ha notado que dos problemas que enfrenta el país es el rezago habitacional y la contaminación, pues “hay más de 9 millones de familias mexicanas que no tienen casa y, por otro lado, en México se consumen muchos millones de botellas de agua y refresco por hora”.

 Por ello explica que con el diseño de casas elaboradas a base de PET se coadyuva a la resolución de esas dos problemáticas, “buscamos ofrecer ca-sas dignas a las familias y disminuir la polución que generan los envases”.

 La elaboración de una casa de PET, explica, es hasta cierto punto convencional, pues las botellas se convierten en “ladribotellas”, pero “deben estar enteras y se rellenan de aserrín, tierra o arena a presión con una máquina patentada por la organización, esto hace que la ladribotella sea cuatro veces más fuerte que el concreto”.

 Una vez que se tiene el stock de ladrillo se inicia la construcción, de forma similar a los procesos de edificación convencional, abunda.

millennial

De acuerdo con Roberto, la inversión es mucho menor al costo de una construcción convencional de las casas. “Una casa de interés social, de aproximadamente 56 metros cuadrados, cuesta entre 250 mil y 300 mil pesos, el modelo de vivienda que proponemos es de 64 metros cuadrados y cuesta 180 mil pesos.”

 Asimismo, detalla que el PET tiene una vida útil de 400 años en condiciones de intemperie, pero al estar cubiertos por la mezcla, es como si se encapsulara la botella, por lo que su periodo de vida se puede prolongar por muchos años más.

 Las aplicaciones de las ladribotellas

 Hasta ahora la Fundación Liderazgo Joven tiene 14 proyectos materializados, distribuidos entre Tlaxcala y Quintana Roo.

 “El proyecto más importante y satisfactorio fue el de la familia Valeriano Méndez, del municipio de San Pablo del Monte, en Tlaxcala, quienes previo al proyecto vivían en hacinamiento, en un cuarto de 3 por 3 metros, padres y ocho hijos, una realidad que enfrentan muchas familias mexicanas”.

“Además de este proyecto se han realizado vitrales, monumentos artísticos en Quintana Roo y proyectos más pequeños, pero sin duda el más grande es el de Tlaxcala”.

Por ello, Roberto afirma que el proyecto ha cambiado su manera de concebir la vida, ya que “muchas veces nos quejamos mucho, pero no hacemos nada al respecto para cambiar las cosas. Como organización, nos dimos cuenta que con acciones pequeñas, podemos empezar a cambiar paradigmas”.

El universitario vincula su vida académica y su labor social a raíz de su participación en la fundación, donde “he plan-teado el proyecto de construcción desde un punto de vista universitario y financiero, además de compartir ideas con inversionistas, emprendedores y otros jóvenes en foros”.

En este momento, indica, la Fundación tiene tres líneas y proyectos: productos alimenticios orgánicos, de protección animal y de construcción sustentable. Como secretario de la organización afirma que parte de su aportación es su conocimiento en finanzas, “siempre busco dar un punto financiero y busco el lado económico de las cosas y el más provechoso”. Sin embargo, el joven emprendedor resalta como sus valores principales la responsabilidad, el respeto y la honestidad.

Los reconocimientos

En 2011, la Fundación ganó el Premio Nacional Juventud Innovadora, avalado por diversas ins

tituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN). En Tlaxcala ganó el Premio Estatal de la Juventud.

También la revista Líderes Mexicanos los colocó como uno de los 10 líderes en la industria de la construcción, entre otros reconocimientos.

Por sus esfuerzos, otros miembros de la organización han obtenido diversos reconocimientos. En el caso de Roberto, le han pedido ser conferencista en diversos espacios del país, así como el ofrecimiento de becas para cursar estudios de maestría.

Roberto destaca que los chicos no deben verse como estadística, sino como gente que trabaja en pro de la sociedad mexicana, “he conocido excelentes proyectos y muchas veces me dicen: oye, tengo esta idea, pero no sé cómo hacer, no sé dónde acercarme, quién me puede apoyar”.“No hay un proyecto pequeño, siempre se necesitan ideas locas, pero sobre todo gente descabellada, siempre por más loca que sea la idea, de ahí puede surgir un excelente proyecto”, observa.

“ Muchos jóvenes han sido etiquetados como ninis, porque no se les da la oportunidad de conocerlos y apoyarlos como ellos necesitan, los jóvenes tenemos mucho que aportar”.

Por ello, Roberto invitó a sus homólogos a contactar a la Fundación Liderazgo Joven, donde “podemos brindarles ayuda para concretar sus ideas”.

la foto

Fuente. La Jornada de Oriente

Rafael Salas

Director General de Dividendee. Experto en Sustentabilidad, Finanzas y Blockchain. Considerado Promesa de México por la Revista CNN Expansión y Agente de Cambio de Ashoka. Integrante del Club Líderes del Futuro de la Revista Líderes Mexicanos quien también lo nombró uno de los 300 más influyentes de México.