Real State y el abandono de comunidades

Por: Arturo Moreno Dorantes

Imagine una comunidad en cualquier lugar de nuestro país, mantenga esta imagen y póngala en el contexto de ser colindante de algún municipio más desarrollado o alguna ciudad con actividades económicas más sofisticadas.
Estas ciudades y municipios de pujantes economías, industrias y servicios ajenos a la realidad de los municipios rezagados, comparten con estos una serie de relaciones y factores tanto culturales como económicos, sin embargo comparten un fenómeno económico en común: Los municipios desarrollados y las ciudades, viven inmersos en la dinámica de los bienes raíces o negocios inmobiliarios.

A simple vista, pareciera que la industria del Real State mexicano de las urbes, no provoca la menor consecuencia en los pueblos que le circundan, lamentablemente, la realidad es dramáticamente opuesta. Debido a la corrupción y a la falta de planeación urbana por parte de las autoridades, las consecuencias han sido catastróficas.
Una de estas consecuencias, es la migración de grupos poblacionales a peligrosas áreas suburbanas a las afueras de las ciudades, para muestra solo piense en las paupérrimas ciudades de lámina y cartón que rodean la Ciudad de México; miles de jóvenes que abandonan sus comunidades buscando una vida mejor; la muerte lenta y dolorosa de estos pueblos, la pérdida de costumbres y lazos familiares.

Los datos oficiales solo señalan migración a Estados Unidos, sin embargo existe un número no menos importante del fenómeno que menciono y dicho fenómeno es el resultado de la ausencia de políticas efectivas de estado para proveer vivienda en estas poblaciones, cuyos ingresos no les permite acceder a vivienda digna y jamás podrían costear a precios del mercado de bienes raíces de las ciudades. A esto usted debe aunar el hecho que los mercados rurales y suburbanos son poco atractivos para las empresas del real state de nuestro país.

Para controlar el fenómeno de sobrepoblación urbana y el abandono de comunidades, todos debemos volver nuestra mirada a los pueblos y apostar por un desarrollo interno acorde a sus posibilidades y costumbres; asegurar que los mejores elementos de su comunidad (jóvenes que egresan de secundarias y bachilleratos) no le abandonen y por el contrario, en agradecimiento, ayuden a mejorar las condiciones de vida.

¿A usted le suena utópico? Honestamente, a mi no me parece así.

1 comentario en “Real State y el abandono de comunidades”

Los comentarios están cerrados.